12.13.2012

Lo que las modelos callan




Christine Hart una ex modelo profesional que durante 10 años (entre los 90 y la primera década del 2000) trabajó en Milán, París y Nueva York, se codeó con las tops en la etapa dorada de las supermodelos, trabajó para Helmut Newton, desfiló para Gadafi y vivió para contarlo (y publicarlo) en su debut editorial.
Hart ha autoeditado Lo que las modelos callan, una suerte de diario personal en el que la modelo española, de origen alemán, desvela sus vivencias en una profesión que llegó a considerarla como “un vejestorio” porque empezó en el mundillo con 25 años, recién licenciada en Derecho. “Tener una formación previa me ha dado una base indiscutible para nadar en un mar de pirañas y tiburones” explica a S Moda.
En su libro, la ex modelo (ahora casada y con hijos) describe crudos episodios de abusos, como el desplome de una compañera en pleno casting en Grecia. Al parecer, la joven se desmayó por la impresión que le dio descubrir que en el interior de su vagina había “varios condones recubiertos de semen y flujo que habían estado almacenados durante 24 horas. Lo malo era que ella no tenía recuerdo de nada de lo que le había sucedido la noche anterior, excepto que había estado bebiendo y fumando porros con un fotógrafo, hasta que perdió la noción de la realidad”, explica en sus páginas. “Son episodios aislados, pero esos pocos ya son demasiados porque no debería ocurrir en menores. Empezar con 14 o 15 años es una aberración. Son edades casi infantiles y es fácil caer en espejismos”, cuenta. sigue