2.28.2009

Moda argentina

Durante tres días se vieron en la Rural todas las tendencias para este invierno.




Maxibolsos, cadenas y bijou colorida, anteojos retro, chaquetas, suéteres y chalecos. Con esto y mucho más estaban colmados los percheros, en los que quedó un 40 por ciento menos de lo expuesto al principio.



28 showrooms fueron una muestra del diseño emergente. La nueva sastrería de Lisobono, la lencería romántica de Jesús Fernández y Olive retro y original ; los anteojos de Carla Di Sí con su marca, Tupé, y los tejidos que innovan en la morfología de las prendas de Fiorini-Wichmacki.




Romina cardillo y Diana Muia , con la consigna consumir de manera responsable, la ropa masculina de vanguardia de Grupo 134.



Cook exhibió un mix de estudiantes escoceses y rebeldes rockabilly, con reminiscencias de uniformes soviéticos y una suerte de jinetes del Lejano Oeste.



Mariana Dappiano mostró telas de diseño propio y una estampa que sintetizó puntos de tejido, en mohair, otras lanas, jacquards, viscosa y una tela vinílica, logró diseños con buen juego de irregularidades, excelente caída, versiones de la falda baloon y babuchas.




Wanama mostró pantalones bridge y ponchos en colores estridentes, que se combinaron con estampas de aborígenes del oeste americano.



En el cierre : Procesión Tramando, que partió de avenida Sarmiento y llegó hasta el Paseo Alcorta. Un "corso de la moda y celebrar una fiesta de diseño por la calle"


Seguidores de Martín Churba la siguieron por la ciudad. Es que estrenó local en el shopping con música del trío eléctrico La Bomba del Tiempo. Una caravana de camionetas especialmente lookeadas , repletas de bailarines, músicos y modelos mostraron una retrospectiva de su trabajo textil, con estampas artesanales impresas en prendas con diseño.






finalizó anoche BAFWeek ,con una procesión organizada por el diseñador Martín Churba de Tramando, la semana de la moda argentina.




2.27.2009

Cine: Estrenos


Emmanuelle es una adolescente que vive con su madre en los suburbios de París. Desde la muerte de su padre, su interés por conocer el mundo que la rodea ha disminuido, mientras su madre está siempre ausente. Al terminar las vacaciones, su tiempo lo reparte entre el colegio, una nueva amiga y sus clases de actuación, donde se interesa por uno de los profesores. Vive prácticamente sola en el departamento que su madre puso en venta y presiente que su vida está a punto a cambiar.
Título: El año siguiente
Género: Drama
actor: Anais Demoustier, Arianne Ascaride, Patrick Catalifo, Bernard Le Coq, Coura Traoré
director: Isabelle Czajka




Stuntman Mike es un rebelde que sólo se siente completo cuando se encuentra tras el volante de su monumental coche. Juntos, el coche y Mike, se convierten en un arma letal: recorren las carreteras en busca de hermosas mujeres que se convierten en víctimas de su sed de sangre.
Título: A prueba de muerte
Género: Acción
actor: Kurt Russell, Zoe Bell, Rosario Dawson, Vanessa Ferlito, Jordan Ladd, Sydney Tamiia Poitier
director: Quentin Tarantino






Liv y Emma son las mejores amigas, desde su infancia han planeado cada detalle de sus respectivas bodas. Ahora, a los 26 años, ambas están a punto de casarse y de realizar sus sueños. Sin embargo, un error administrativo causa un conflicto en las fechas de las bodas y están a punto de casarse el mismo día. Su amistad de toda la vida se expone a su máxima prueba.
Título: Guerra de novias
Género: Comedia
actor: Kate Hudson, Anne Hathaway, Kristen Johnston, Bryan Greenberg, Candice Bergen
director: Gary Winick






Título: Siete almas
Género: Drama
actor: Will Smith, Rosario Dawson, Michael Ealy, Woody Harrelson, Barry Pepper, Elpidia Carrillo
director: Gabriele Muccino

Todo comienza con una lista conformada por siete nombres. Lo único que estas personas tienen en común es el hecho de haber alcanzado un punto de inflexión en sus vidas, lo que los hace susceptibles de cualquier tipo de ayuda. Sin que ellos lo sepan, Ben los ha escogido cuidadosamente para formar parte de su plan de salvación. Sin embargo, la enfermera Emily logra darle un giro al asunto haciendo justo aquello que Ben creía imposible y poniendo de cabeza tanto su visión del mundo como su noción de lo posible.

Tapa

Daniel Miller

Figura emblemática de la etnografía -rama de la antropología que utiliza las mismas técnicas tanto para estudiar culturas y tribus remotas como para abordar la sociedad actual-, este antropólogo inglés sostiene que el tan criticado consumismo de hoy no denuncia exceso de materialismo sino una forma de construir identidad




"Tenemos el mito de que nos hemos vuelto unos materialistas desaforados -dice Miller- mientras que las sociedades tradicionales o las tribales no estaban tan atadas a los objetos como nosotros. Ahora, lo curioso es que cuando los antropólogos trabajamos con tribus en Nueva Guinea, por ejemplo, no tenemos problema en ver la importancia que esta gente le daba y le da a los objetos materiales, simplemente asumimos que los objetos materiales son simbólicos y que representan valores morales o religiosos para ellos. Pero al verlos en las sociedades occidentales todos tendemos a caer en el lugar común de condenarlo, cuando la única diferencia entre nosotros y esas tribus es que hoy, en las grandes ciudades, tenemos una mayor cantidad de objetos".


(Ampliar lanacion)

Lo que leen los hijos del progresismo

" Un 65% de los padres elige para sus hijos literatura liviana. rechazo a los clásicos
Lo revela una encuesta del sitio thebabywebsite.com. El 25% directamente eliminó historias como la de Hansel y Gretel. Argumentan que provocan miedo en los niños.
Pero los psicólogos advierten que eliminar esas lecturas es un error.

Surge una nueva generación que prefiere que sus hijos escuchen o lean historias sin tanta violencia, crueldad, situaciones de peligro o, incluso, discriminación. Padres que creen que esas narraciones universales son políticamente incorrectas.

Pero no es un fenómeno que sólo se reproduce en las librerías –donde algunos de los libros más vendidos son Gaturro y la mansión del terror, de Nik, o Mascotas inventadas, de Ana María Shua– sino también en el resto del mundo.

Según una encuesta del sitio thebabywebsite.com, el 25% de los padres consultados eliminaron cuentos como Blancanieves o Hansel y Gretel de su repertorio nocturno a favor de otros sin brujas malvadas.
El 20% opinó que Cenicienta era sexista y el 17% reconoció tener miedo de que esas historias les dieran pesadillas a sus hijos. Por último, el 65% concluyó que prefería leerles a sus chicos narraciones más livianas e inocentes a la hora de dormir.

Ni Blancanieves ni la Cenicienta. “No me gusta la imagen de que sólo las mujeres hermosas se casan con los príncipes. Prefiero historias como la serie de Valentina, que es una chica que va creciendo como ellas.”
Los tres chanchitos. “Mi suegra le regaló el libro y cada vez que llegábamos a la parte en la que aparecía el lobo, Joaquín se angustiaba y tenía miedo. ¿Para qué le voy a leer algo así? ¡Yo sigo traumada con Bambi y tengo 35 años!”

Sin embargo, G. K. Chesterton decía que si se aleja a los espectros y gnomos de los niños, serán ellos mismos quienes los fabriquen.

“El miedo no surge de los cuentos de hadas, el miedo surge del universo del alma”, concluía el escritor inglés. Felisa Widder, pediatra y psicoanalista, coincide: “Los cuentos clásicos son necesarios porque son elaborativos. Esto quiere decir que los chicos canalizan a través de ellos las angustias que no pueden manifestar de otra manera. Caperucita Roja, por ejemplo, es una manera de canalizar la agresividad oral, todo lo que entra y sale por la boca. Lo importante es que los padres vayan modificando los cuentos de acuerdo con la edad y con las preguntas de los chicos”.

“No estoy en contra de esos relatos, me encantan, pero sí creo que se leen mal. Caperucita es para chicas de 13, no para nenas de 5, por ejemplo. Con los cuentos de terror me pasa lo mismo, a mi hijo le encantan pero yo creo que tienen que estar bien hechos. Nunca le leería a mi hijo esas pavadas progres, sólo creo que hay que buscar buena literatura infantil y leerla en el momento adecuado.”

Los cuentos clásicos tienen su origen en narraciones orales. El de Cenicienta, por caso, nació en China. De ahí que la condición de belleza de Cenicienta fuera el pie chiquito, al igual que las mujeres chinas a las que se les vendaban los pies al punto de quebrarles los huesos. “Ese pie de pasos cortos lo que genera es la imposibilidad de moverse”, explica Sara Zusman de Arbiser, psicoanalista especialista en niños, quien separa este cuento clásico del resto por su contenido machista. “Es una metáfora de que las mujeres sólo pueden caminar lento y detrás del hombre. Pero también de que la mujer se salva por su pie como símbolo de belleza, como si la belleza fuera el bien y la fealdad el mal.” Como recomendación para no dejar de lado los clásicos, Zusman hace referencia al escritor Roald Dahl –autor de Charly y la fábrica de chocolate–: “Él escribió Cuentos en verso para niños perversos, que es la versión de los clásicos con humor y personajes de sentimientos duales con los que los chicos se pueden identificar”.

En clara defensa de los clásicos, Widder concluye: “A los padres progres hay que decirles que no deben pasarse de modernos: los clásicos son necesarios y, de una manera u otra, sus hijos los van a terminar escuchando”.

(criticadigital.com)

2.23.2009

Cibeles afronta la temporada de la crisis.





Como si Juan Duyos hubiese abierto una jaula, la pasarela se llenó de pájaros. Vestidos, abrigos, bolsos, gorros y faldas compuestos por plumas mezcladas con lentejuelas y punto, en un juego de texturas enfrentadas que marcó todo el desfile. Alfred Hitchcock fue referencia constante. Y no sólo en la temática avícola. Las modelos desfilaron al ritmo de las bandas sonoras de Psicosis (1960) o Vértigo
(1958) y los gorros, pantalones capri y abrigos rectos podrían haber salido perfectamente del armario de Tippi Hedren en Los Pájaros (1963).

También hubo chaquetas kimono, vestidos de cuello de tiras, faldas de patchwork... Completaban el look de las modelos unos mocasines dorados y unas gafas ochenteras cuyas patillas terminaban en pendientes o colgantes. "Ahora que la década concluye, lanzo una mirada nostálgica a otras", explica el diseñador. "De la silueta andrógina pero rotunda de los años cuarenta" a "la sofisticación noctámbula de la era disco", concluye.

Moda aparte, el desfile de Juan Duyos fue el escenario de la anécdota del día (hasta el momento). Dos modelos se cayeron de la pasarela y, aunque sin llegar a besar el suelo, fueron a acabar prácticamente en los brazos de la directora de la Pasarela Cibeles, Cuca Solana, que las ayudó a reincorporarse. Alguna que otra estuvo a punto de seguirlas en su traspiés.

La tenue iluminación y el hecho de que la pasarela fuese del mismo color que el suelo (negra), quizá influyó en que las maniquíes no pudiesen distinguir dónde terminaba el escalón sobre el que caminaban y dónde empeza el suelo. Y eso que habían ensayado previamente. Carne de zapping. Viéndolo en directo estaban la actriz María Valverde, el diseñador David Delfín y el presentador Gonzalo Miró.

Sardá se adentra en el gótico

Andrés Sardá se vuelve gótico y para el próximo Otoño-Invierno juega a reinterpretar a la mujer fatal en clave de rejilla, encaje y transparencias. Desde la institutriz a la vampiresa, pasando por la viuda negra y la militar. Está última inspirada en la estética de Lucia Atherton, el personaje al que Charlotte Rampling daba vida en El Portero de Noche (1974). Ceñidas, obvias y dramáticas, desde la casa catalana dicen que sus prendas están pensadas para "una mujer que deja sin aliento a quienes la contemplan, que nunca pasa inadvertida". Imposible hacerlo con los bustiers rojos decorados con cristales de Swarovski o los vestidos años 20, donde los flecos se sustituyen por tiras de cuentas.

Sardá también propone utilizar por separado las partes de un smoking y combinarlas con piezas de lencería. En la primera fila: la aristócrata Olivia de Borbón, la presentadora Sonia Ferrer y Fiona Ferrer Leoni, directora de Elite Model Look España y jurado del programa de Cuatro Supermodelo.

Oliva abre la cuarta jornada de Cibeles

El cuarto día de la Pasarela Cibeles Madrid Fashion Week ha arrancado con el desfile de Juanjo Oliva. Sobre la pasarela del recinto ferial de Ifema una colección de vestidos que enmarcan geométricamente la silueta y, en algún momento, llegan a lo escultórico. Trajes matriosca en la línea del diseñador Hussein Chayalan y negro, mucho negro. Un luto sólo roto por unas enormes flores doradas que hacen, por igual, las veces de cinturón, collar o remate de una manga o un zapato

El pais.es

2.22.2009

Aelita

La australiana Aelita Andre tiene dos años y sus obras ya cotizan en una galería de Melbourne. Se prepara para su primera exposición individual



Nikka Kalashnikova fotografa y madre de la pequeña ocultó al galerista en un primer momento la verdadera autoría de aquellos lienzos porque quería que su hija "fuera juzgada por sus propios méritos".

El catedrático de psiquiatría infantil Jaime Rodríguez Sacristán,a pedido de el pais analizo un video de la artista. "Lo que resulta difícil de creer es que antes de empezar a andar se pueda hacer algo con un valor artístico y formal".

Mark Jamieson, el galerista que ha puesto a la venta sus obras, ha defendido el valor artístico de su representada en declaraciones al periódico australiano The Age: "Es difícil juzgar el arte abstracto. Existe una aproximación formal y otra de forma libre que proviene de una base más intuitiva. Y si pensamos en esta última, quizá alguien de dos años pueda hacerlo también como alguien de 30". Lo que Jamieson no ha consentido es responder a El País Semanal sobre cuánto dinero se ha embolsado por la venta de estos cuadros en su galería, ni mucho menos pronunciarse sobre la posibilidad de que todo esto no sea más que una operación de marketing en la que él haya podido participar.

El director del Museo Nacional Reina Sofía, Manuel Borja-Villel, sí tiene una opinión sobre esta última cuestión: "A mí, esto me parece una clarísima estrategia de marketing, como la que ha podido realizar Damien Hirst al saltarse a los galeristas y poner su obra a la venta directamente en una casa de subastas. Y en estos artistas, el resultado suele ser más comercial que bueno". Borja-Villel también tiene respuesta para la afirmación de Jamieson sobre el arte contemporáneo: "Su argumento es erróneo, ya que no hay arte bueno que no sea culto; yo mismo llevé al Macba una exposición con obras de la colección Prinzhorn realizadas por enfermos mentales que, junto a los niños y a otras personas al margen de la sociedad, se convertirían en exponentes del art-brut. Lo bueno que puede tener el arte infantil es que su creación se halla aculturada, y lo que en este caso podría derivar en el desarrollo de unas aptitudes interesantes corre el riesgo de acabar reducido a un pequeño monstruo. Si el mercado ha sido capaz de destrozar carreras de artistas consolidados, me parece peligroso que toda esa maquinaria entre en la esfera de esta niña. Me provoca miedo. Y me da pena".

El escritor Carl Honoré, de 41 años, ha dedicado su último libro, Bajo presión (RBA), a analizar cómo educamos a nuestros hijos en un mundo hiperexigente. Una historia sobre por qué los adultos siempre tienden a controlarlo todo, sobre cómo han secuestrado la infancia de los niños de una forma nunca vista hasta ahora. La idea del argumento le sobrevino cuando una profesora le dijo un día que su hijo de siete años era un joven artista superdotado. "Pronunció la palabra mágica: superdotado. Se usa con demasiada alegría, cuando en realidad hay muy poca gente que la merezca. Sentí un vértigo terrible", recuerda Honoré por teléfono desde su casa de Londres. "Todos podemos perder la orientación en cualquier momento. Decir eso a un padre moderno puede llevarle a perder el sentido común. Tener una facultad, un don, ha dado paso a ser un superdotado como fin en sí mismo".

Honoré se ampara en metáforas del tipo padre quitanieves para definir a quienes marcan un camino perfecto en la vida de sus hijos. Se trata de la hiperpaternidad, algo que este autor ve reflejado en la actitud de los progenitores de Aelita. "Su caso es interesante. Subraya la obsesión de los padres por modelar y pulir a sus hijos, por explotar su talento hasta la última gota. Es el empeño por crear un niño diez. Aunque, por otra parte, ¿por qué negarle la posibilidad de ver sus obras en una exposición? Lo que pasa es que no se trata exclusivamente de la obra de una niña pequeñita. Alguien ha puesto a su disposición los materiales necesarios para ejecutarla, ha preparado las telas e impregnado el color de fondo de cada cuadro. De alguna forma, se ejerce una especie de dirección sobre ella".

Los padres se niegan a considerar que le presten ayuda de algún tipo. "Lo que sí hacemos es abrir los tubos de pintura, porque sus manitas no tienen todavía suficiente fuerza. Pero ella elige después cada color y lo esparce con sus manos, con sus pinceles y sus espátulas?. Michael Andre y Nikka Kalashnikova también ponen nombre a cada lienzo. Águila, Corona, La gran hormiga, Mi segunda primavera... Y proclaman: "Aelita ha echado por tierra el concepto del arte y amenaza a muchos creadores mayores que ella, de quienes estoy seguro que preferirían no tener que competir con una niña de dos años".

- ¿Qué están haciendo ustedes con el dinero recaudado tras las ventas de la exposición?

- Está guardado en un fondo destinado a su educación, para que haga uso de él cuando ella sea mayor.

"Mi hija volverá a coger el pincel mañana", sentencia con orgullo Kalashnikova. "Ahora está enfrascada en un cuadro muy grande. Y se prepara para su primera exposición individual, que se celebrará el próximo mes de abril en la misma galería". Algo que el director comercial de Brunswick Street Gallery, Mark Jamieson, ni confirma ni desmiente; simplemente, dice estar harto de todo esto. Para el psiquiatra infantil Rodríguez Sacristán, "a estas edades evolutivas resulta imposible predecir lo que pasará con ella; puede que continúe desarrollando un talento o que abandone totalmente la pintura".

Aelita, en cambio, no tiene nada que decir. Nada, al menos, que podamos entender. Se ha quedado dormida, ajena a todos los circos que crecen a su alrededor sin que ella lo sepa.



"A tu lado, sin soltarme de la mano"

"No voy de peace and love o de mesías, pero reconozco que intento transmitir algo para que la gente se sienta mejor. Mamá, una de las canciones de Orquesta reciclando, habla de un tema muy triste, pero no transmite un mensaje terrible: mi madre se ha muerto, pero me gusta sentir que estoy vivo.
Cuando te ocurre algo así se te quitan de golpe muchas mariposas de la cabeza y quedan sensaciones que acaban por convertirse en axiomas de tu vida. Soy el mayor de cuatro hermanos, y cuando ella murió teníamos 16, 15, 13 y 6 años. Mi madre sufría depresión crónica; desde que tengo uso de razón fue así, pero la recuerdo como una persona muy dulce, no tengo memoria de nada malo relacionado con ella. Era normal pasar largas temporadas en casa de la abuela o de mi tía. La vi llorar por primera vez a los 15 años. De repente, una noche te vas a dormir y a la mañana siguiente llega tu padre: "Mamá no ha venido, vamos a ver qué pasa". Se te quitan muchas gilipolleces de la cabeza y, por qué no, también desaparecen algunos miedos, en el sentido de que no estoy aquí para perder el tiempo porque igual el mundo se acaba mañana. Podría haber ocurrido al revés, pero aquella tragedia acabó por darme fortaleza: se me grabó en la cabeza que en las situaciones límite debía rodearme de energía positiva. "





(Elpais.es)

El Oscar

A punto de cumplir 60 años, La actriz puede ganar esta noche su tercer Oscar por su interpretación en 'La Duda'

Mundo












La nueva

La nueva portada del Vogue París



Las previews de la nueva y esperada revista LOVE de Katie Grand

I-D Febrero

Carnaval Brasil






















Ajedrez



Bulgaria, Sofía: Uno de los participantes más jóvenes, en la foto como el gran maestro búlgaro Kiril Georgiev, comenzó 360 juegos de ajedrez en una tentativa de romper el récord mundial para el número más grande de juegos simultáneos jugados | AFP

"...Tan insoportable "









Tendencias Moda

Tapa