11.09.2015

Hedy Lamarr





Si un guionista hubiese imaginado una vida como la suya, nadie hubiese creído en un personaje como el de Hedy Lamarr (Viena, 9 de noviembre del 1914). La actriz a la que Google dedica hoy su doodle, coincidiendo con el 101 aniversario de su nacimiento, fue la primera en desnudarse en la historia del cine y la primera en interpretar un orgasmo en la gran pantalla. Pero hoy además el buscador de Internet le recuerda por haber desarrrollado la teoría del espectro ensanchado, el precursor del wifi.

 La vienesa hizo historia con 16 años al aparecer desnuda en Éxtasis, de Gustav Machaty. Inició así una carrera que le convirtió en «la mujer más bella de la historia del cine», como se le conoció en sus años de esplendor. Pero, tras los rodajes, la estrella de Hollywood dedicaba las noches a desarrollar un sistema de salto de frecuencias de comunicación, precursor del actual WiFi.

 Lamarr conoció al compositor y pianista George Antheil, un pionero de la música mecanizada y la sincronización automática de instrumentos. Juntos pensaron en aplicar el principio de la pianola a los torpedos dirigidos por radio; es decir, emplear rollos de papel perforado para que la frecuencia de la comunicación fuera saltando entre 88 valores distintos (el número de teclas del piano) según una secuencia que solo podrían conocer quienes poseyeran una clave. Eso impediría que el sistema fuera interceptado.

 La patente se publicó el 11 de agosto de 1942 con el número 2.292.387, bajo el título Sistema de comunicación secreta. Sin embargo, el sistema de Antheil y Lamarr no fue explotado de inmediato. Para Stephen Michael Shearer, biógrafo de la actriz y autor de Beautiful: The Life of Hedy Lamarr esto se debió a dos razones: “Primero y más importante, el gobierno no entendió o no conceptualizó entonces la comunicación inalámbrica”. Pero según el autor, el segundo motivo obedecía al perfil inusual de la inventora.

 “Posiblemente el invento fue aparcado porque se consideraba a Lamarr la chica más guapa del mundo y debemos tener en cuenta que en esa época nadie tomaba en serio a una mujer bella en cuestiones intelectuales”. Sin embargo, la invención de Antheil y Lamarr sería aprovechada a partir de los años 60, cuando la patente se utilizó para desarrollar comunicaciones militares inalámbricas para misiles guiados.

Su labor como inventora no fue reconocida hasta después de su muerte, en el año 2000. Desde 2005 su cumpleaños, el 9 de noviembre, está señalado como el Día del Inventor en los países de habla germana (Austria, Suiza y Alemania) y en mayo de 2014, Lamarr y Antheil fueron incorporados al Inventors Hall of Fame de EE UU."

via elpais