5.14.2009

Cine

Ángeles y Demonios, El experto en simbología Robert Langdon descubre evidencia que indica el resurgimiento de una hermandad secreta conocida como los Illuminati. Al mismo tiempo se da cuenta de la amenaza mortal que esto supone para la Iglesia Católica, el enemigo más despreciado de esta sociedad secreta. Tras enterarse que en poco tiempo una bomba prácticamente imparable estallará, Langdon es convocado a ir a Roma, en donde suma sus esfuerzos a los de Vittoria Vetra, una científica italiana. Langdon y Vetra, seguirán un sendero de iluminación de cuatrocientos años de antigüedad que representa la única esperanza del Vaticano.

Género: Thriller
actor: Tom Hanks, Ewan Mcgregor, Ayelet Zurer, Stellan Skarsgard, Pierfrancesco Favino, Nikolaj Lie Kaas
director: Ron Howard





La sangre brota,
Arturo, un taxista de 60 años, tiene que conseguir dos mil dólares en menos de 24 horas. Su hijo mayor, Ramiro, que se fugó de casa hace cuatro años, lo llamó desde Estados Unidos pidiéndole ese dinero en forma urgente. Su esposa Irene guarda unos ahorros que no piensa ceder para ayudar a Ramiro. Por si fuera poco, ese mismo día, Leandro, el hijo menor que aún vive con ellos también tiene planes para ese dinero.
FICHA TÉCNICA
Título: La sangre brota
Género: Drama
actor: Arturo Goetz, Nahuel Pérez Biscayart, Guillermo Arengo, Stella Galazzi, Ailian Salas
director: Pablo Fendrik












El silencio de Lorna,Lorna es una joven albanesa que reside en Bélgica. Ella quiere comprar un bar con su novio y para lograrlo se asocia con Fabio, un mafioso. Fabio ideó un matrimonio por conveniencia entre Claudy y ella para que así pueda obtener la nacionalidad. Según el plan, Lorna debe casarse más tarde con un delincuente ruso que también pretende adquirir la nacionalidad belga. Pero para que este segundo matrimonio sea posible, Fabio piensa asesinar a Claudy. Ante semejante propuesta, Lorna se encuentra en la disyuntiva de participar o no del macabro plan.



5.11.2009

Dibujar el humor

-¿Comparten los códigos de humor?

M. A.: -Creo que tenemos un sentido del humor parecido, pero no es mimético. Mi acercamiento a la sitcom norteamericana es el punto más alejado de Tute. Además, yo tengo un origen más cercano a la historieta y él, al humor gráfico.

T.: -Los dos somos cultores de un amplio abanico dentro del humor: podemos reírnos de las groserías más guarras y de los chistes más refinados. Como punto de contacto también podría mencionar la poesía, en especial el trabajo que hace Max en el sitio web Historietas reales. La suya, que se llama Los resortes simbólicos , está cargada de poesía. En ese punto hay un contacto con mi página dominical en la Revista de LA NACION.

-¿Se ponen límites u objetivos para hacer humor?

T.: -Cuando hacía el cuadro diario, en la última etapa me sentía muy libre. Pensaba una idea sin un camino prefijado, lo que me causara gracia iba a estar bien. La primera etapa, en cambio, había sido más esquemática. Tenía una carpeta con chistes clasificados por temas: astronautas, política, deportes. También, una que se llamaba Varios. Un día me di cuenta de que ésa estaba más llena que las otras. O sea que los chistes disparaban para otros lugares. Me dejé llevar por ese devenir y el resultado fue un humor más fresco.

-¿Creen que hay temas sobre los que es mejor no bromear o todo es posible?

T.: -Me parece que está bueno hacer humor con cualquier cosa. Pero a mí no me sale. Hay temas con los que no puedo ser gracioso. Me acuerdo de que cuando derribaron las Torres Gemelas, Rep sacó una tira que me pareció fantástica y me causó gracia, pero yo jamás podría haberla hecho. Me sentiría incómodo.

M. A.: -Creo que es válido hacer humor con cualquier cosa, el problema se produce cuando alguien se siente ofendido, cuando el chiste es forzado o se hace por puro efecto. Hay una moda de hacer humor políticamente incorrecto.

T.: -Pensando en el arte en general, no sólo en el humor gráfico, finalmente lo que cuenta es cuánto le cree uno al autor. Quino ha hecho humor con casi todo y ha sido profundo, agudo, seguramente alguna vez ha generado incomodidad. Uno lee sus tiras y ve al autor detrás. Es una obra con una ideología y una preocupación. Por ese mismo motivo hoy deja de hacer humor. Siente que se repite en las ideas, en los mecanismos. Cuando le creo al artista y lo veo detrás de su obra, no me importa sobre qué hace humor.



Tute y Max Aguirre
El oficio de hacer reír con dibujos
LA NACION

Tute y Max Aguirre: el oficio de hacer reír con dibujos

Michelle



Si hace unos días conocimos el nombre de las 100 personas más influyentes del mundo, ahora la revistaTime ha querido rendirles su particular homenaje en Nueva York con una gran fiesta a la que asistieron algunos de los nombrados en dicha clasificación. Aunque, eso sí, no estaban todos, Penélope Cruz y Rafa Nadal, los dos “representantes” españoles de la lista, no acudieron a la gala. La que si estuvo presente fue la esposa del presidente de los EEUU, Michelle Obama.

La primera dama de Estados Unidos se unió en Nueva York a la celebración que el semanario Time realizó para festejar a los cien personajes más influyentes del mundo. "Encuentro inspiradora la capacidad de una persona para influir en la vida de otras", indicó Michelle Obama, que al igual que su esposo, el presidente de EE.UU., Barack Obama, está presente en esafamosa lista elaborada por la revista estadounidense.

Obama, que animó a los jóvenes a prestar servicio público al país, señaló también que eventos como la celebración de esos premios muestran no solo "lo verdaderamente conectados que estamos", sino también "cómo los inventos de algunos pueden crean una nueva economía o cómo una persona puede contribuir a cambiar el mundo". Michelle Obama anunció, además, que el Gobierno de EE.UU. creó un fondo para la innovación social que ayudará a organizaciones no gubernamentales y a emprendedores sociales. "Aquí hay líderes y revolucionarios, constructores y titanes, artistas, científicos, pensadores, héroes y pioneros, y creo que todos coincidimos en que no lo hemos logrado solos", agregó la primera dama estadounidense.

Time publicó la pasada semana su lista anual de las cien personas más influyentes del mundo, encabezada por el senador demócrata estadounidense Edward Kennedy, seguido por el primer ministro británico, Gordon Brown, o la ministra francesa de Economía, Christine Lagarde, además de los Obama. Para la revista, entre los líderes de referencia están la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, el primer ministro de Irak, Nouri al-Maliki, el presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, la canciller de Alemania, Ángela Merkel, y el vicepresidente de China, Xi Jinping.

Entre esos personajes, a los que se rindió homenaje en Nueva York, también están el empresario mexicano Carlos Slim, el músico venezolano Gustavo Dudamel, entre otros. En esa misma clasificación aparece sorprendentemente Joaquín "El Chapo" Guzmán, cabecilla del cártel de la droga en Sinaloa (México), por el poder y la fortuna que atesora a través de sus actividades ilícitas.

En el campo empresarial la revista resaltó a los creadores de la red social de mensajes cortos a través de Internet Twitter como dos de las personalidades del momento, junto con al actor Brad Pitt por su compromiso para reconstruir Nueva Orleans o el financiero estafador Bernard Madoff, encarcelado en una prisión neoyorquina.

Entre los actores, la española ganadora de un Premio Óscar por "Vicky Cristina Barcelona" (2008), Penélope Cruz, ha sido en el último año uno de los rostros del cine más influyentes para Time, junto a la británica Kate Winslet y el estadounidense Tom Hanks. La imitadora de Sarah Palin y creadora de la serie "30 Rock", Tina Fey, figura en ese ránking de influyentes, junto al indio A.R. Rahman por su banda sonora de la triunfadora en los Óscar "Slumdog Millionaire" (2008).

En la clasificación de "héroes e iconos", además del tenista español Rafael Nadal, la revista incluyó al jugador de golf Tiger Woods, al actor George Clooney, a la presentadora de televisión Oprah Winfrey, al boxeador Manny Pacquiao y a la gobernadora de Alaska, Sarah Palin. Entre los destacados por sus aportaciones al conocimiento humano destacaron los premios Nobel de economía Nouriel Roubini y Paul Krugman, así como el cocinero Dan Barber, que el lunes recibió el galardón de mejor chef de EE.UU. por parte de la Fundación James Beard de Nueva York.