4.30.2011

La muerte de Sábato

El diario estadounidense The Washington Post tituló en su portal de internet "El escritor Ernesto Sabato muere a los 99 años", y lo recordó como un "físico y artista" que "investigó miles de muertes por los militares en Argentina de 1976 a 1983".

La versión on line del periódico español El País dijo que el escritor fue el "último clásico de la novela argentina" y agregó que el autor de El túnel fue un "gran luchador contra la dictadura".

El diario ABC de Madrid, España, también destacó en su web el deceso de Sabato, de quien dijo que "fue el último gran escritor de la generación de Cortázar, Borges y Bioy Casares". "A pesar de su esfuerzo literario, Sábato cruzó las barreras del mundo por su participación en el informe de la Conadep. De su puño y letra es el prólogo Nunca Más, donde se recogen más de quince mil casos de desaparecidos durante la dictadura militar (1976-83)", destacó el periódico español.

No obstante, ABC recordó que "en esas palabras, algunos quisieron ver su profundo arrepentimiento y pesar por haber adulado públicamente al dictador Videla: 'Un hombre culto, modesto e inteligente', dijo después de almorzar con él".

El periódico la Vanguardia de Barcelona, España, calificó a Sabato como "el último superviviente de los escritores con mayúscula de la literatura argentina". El Telégrafo, de Ecuador, tituló "Argentina llora la muerte de Sabato", a quien consideró "el último mito viviente de la literatura del país suramericano y figura fundamental en la defensa de los derechos humanos".

La Tercera, de Chile, calificó a Sabato como "el último superviviente de los escritores de la literatura argentina". El gobierno de ese país lamentó la muerte del escritor y consideró que su fallecimiento es "una gran pérdida para todos los latinoamericanos". "Ernesto Sabato es un escritor con el que todos crecimos", dijo la ministra vocera de la presidencia de Chile, Ena Von Baer.


El País, de Montevideo, Uruguay, destacó que el escritor argentino como "ganador del Premio Cervantes y luchador por los Derechos Humanos".

El Universal, de México, ponderó que "el mundo de las letras en español perdió la madrugada de este sábado a uno de sus máximos exponentes, el escritor argentino Ernesto Sabato, quien estaba a pocas semanas de cumplir 100 años".

La historia del escritor argentino Ernesto Sabato "no se puede explicar sin su compromiso por la defensa de los derechos humanos", afirmó hoy el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) de México en un comunicado. Al expresar sus condolencias por el fallecimiento de "uno de los autores más importantes de las letras en Latinoamérica", Conaculta elogió al hombre de letras que "hizo de su obra ensayística una posibilidad para reflexionar sobre la condición humana". "La historia de Ernesto Sabato no se puede explicar sin su compromiso por la defensa de los derechos humanos y su lucha por los desaparecidos a consecuencia de la dictadura en su país", abundó.












4.29.2011

Kate



Si las comparaciones son odiosas, en el caso de esta pareja, Kate y William, la recurrente vista atrás de todos los comentaristas hacia la boda de Lady Di y Carlos de Inglaterra les ha beneficiado de manera prodigiosa. Lo que se alabó en aquel enlace, la candidez de la novia, su permanente azoramiento, su candorosa juventud, es precisamente lo contrario de lo que se destaca de esta joven licenciada en Historia del Arte, a la que no cabe imaginar en su noche de bodas descubriendo que el novio luce unos gemelos con las iniciales de otra mujer. No. Los tiempos han cambiado. No sólo porque la familia real británica no supo estar a la altura de la propia tradición que tan celosamente defendía sino porque son observados por un público menos incondicional.
Los hijos de la Reina Isabel superan la media de divorciados del pueblo británico y es imposible que de la memoria de la gente se borren con facilidad los problemas psicológicos de Diana derivados por un gran engaño, la incomunicación evidente de la pareja y la publicación de embarazosas conversaciones clandestinas del príncipe de Gales con quien luego sería su mujer, Camila. Imposible olvidar la manera torpe en que la reina gestionaría la santificación de Lady Di tras su muerte, esa fiebre algo histérica que despertó aquella que dijo querer convertirse en reina de corazones y que sabía manipular, nunca sabremos con qué porcentaje de premeditación o rencor, el complejo sentir popular.
Los tiempos de Lady Di pasaron. Ya nadie espera que una novia sea una virgen cándida en manos de un pigmalión distraído, con la cabeza en la cama de una mujer madura. El mejor homenaje que puede hacerse a aquella joven esposa que se convirtió, a fuerza de desengaños, en una mujer compleja, está en manos de su primogénito William, que está mostrando, con su actitud, los beneficios que una madre cariñosa aporta al equilibrio psicológico de un hijo que tendrá que enfrentarse a una vida llena de códigos y rigideces. ...
sigue


"Kate sobrevivirá"
via el pais